Relato 1


[Traducido del Neerlandés]

Anoche soñé con él. Sin embargo, el hombre con el que ahora sueño que me acuesto ya no es el hombre con el que me acuesto cuando sueño. Tampoco es el mismo de las últimas veces, ni siquiera el hombre del que me enamoré… ¿o quizás sí?
Estoy avergonzada, he soñado con otro hombre y he disfrutado de ese sueño mientras todavía podía sentir su aliento por mi espalda.
De repente me despierto y le abrazo. Tal vez éste sea nuestro final. Intento retener en mi memoria al hombre de mi sueño, con el que acabo de estar y al que conozco desde hace tanto tiempo, pero ya es imposible. Se ha desvanecido. Ya no está y se ha hecho ya tarde para volver a mi sueño perfecto.
Él sigue durmiendo y se vuelve a girar, sonríe mientras duerme y me abraza fuerte. De repente, me siento muy, muy feliz, pero ni siquiera sé por qué. Esta realidad no es tan perfecta como mi sueño, pero sé que durante ese sueño no me había sentido tan feliz como en este preciso instante.
No puedes luchar contra tus recuerdos, pero sí por tu futuro.
Él es una pequeña parte de mi pasado. Él formará parte para siempre de mi futuro.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos polilíngües. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s