Los 80


Anoche fui a ver el musical de Nacho Cano y me reí mucho. Me reí y también lloré, cosa que desgraciadamente no es muy habitual en mí. Sobre todo poque sí, disfruto con estas cosas pero también me pongo triste porque siempre acabo pensando que… estoy en el lado equivocado, que YO debería estar ahí arriba cantando y bailando.
Los ’80 existieron y yo era entonces una niña cargada de ilusiones que soñaba con cantar y bailar, con ser protagonista de la historia en la que hoy apenas llego a ser figurante que es mi vida. Pero desde entonces… glups… desde entonces han pasado veinte años que han acabado con todas mis ilusiones: A veces no quisiera ser así pero ya ni siento ni padezco, tengo la sensibilidad de un zapato y ya ni siquiera me emociona la muerte de alguien cercano ni tampoco hay nada que me pueda alegrar ni emocionar. La última vez que algo me emocionó de verdad, que mis lágrimas no fueron de papel, fue cuando nació mi hijo, pero entonces estaba sobrehormonada. Soy feliz, sí, pero… Estoy cansada de fingir que me importan cosas que no me importan en absoluto, de convencerme a mí misma de que pienso cosas que en realidad no pienso porque en realidad, si pudiera, mataría a cañonazos a muchas personas que se sorprenderían si supieran lo que pienso de ellas. Porque se supone que les quiero, pero ya no creo en el amor de verdad, quitando el que siento por mí misma.
[Paréntesis: hay sólo tres personas por las que siento algo remotamente parecido al amor, y una de ellas está bajo tierra]
Todo esto es en parte culpa mía porque escogí el camino fácil, esta monotonía que me quema día tras día porque ya no soy una niña y sé que mañana va a ser igual de aburrido e igual de hoy que hoy, porque ya no creo en las "casualidades" ni en ese factor sorpresa que nunca llega, porque todos mis intentos de hacer algo "interesante", como la fiesta del otro día, tienden a fracasar (tal vez eso se deba a que yo no soy la única que escogió la vida cómoda).
Ya estoy más cerca de los 30 que de los 20 y me río de aquellos que me dijeron que tenía que sacarme una carrera, estudiar para labrarme un futuro mejor cuando veo que la gente que tiene la misma edad que entonces tenía yo se preparan, estudian para lo mismo que yo quise hacer toda mi vida y ellos sí hacen lo que quieren mientras yo me pudro en este agujero con mi licenciatura bajo el brazo sabiendo que ya es tarde para mí, que soy una vieja atrapada en un cuerpo "joven" sin esperanzas, sin sueños y sin la ingenua sonrisa que antes tenía.
Porque quiero una vida mejor pero no tengo fuerzas para buscarla sentada en el sofá mientras veo esa mierda de programas que acaban con nuestra inteligencia y nos conducen a ese borreguismo en el que yo nunca creí. Porque ya no soy alguien especial que va contra corriente sino que me he convertido en uno de ellos… digo, de vosotros… digo, de nosotros.
Lo siento, he intentado mucho durante estos años creer de nuevo en ti, pero desde que escogí que te fueras porque ya no creía en ti cada vez me has defraudado más. Te necesito, pero no ya así.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s