Te echaré de menos, amiga


Te vamos a echar de menos.

Después de cinco años de mi vida, te debo por lo menos este post. Cuando entré tú llevabas mucha vida a tus espaldas, yo aún no era la mitad de lo que soy.

Te conocí una mañana fría de febrero, y en ese momento supe que tú serías una de las razones por las que esta ciudad vale la pena. Mientras estabas lejos, yo soñaba contigo, con los teatros y las aceras de neón, y desesperaba por hacerte una visita fugaz de fin de semana.

Ha pasado mucho, más de cinco años ya, desde esa entrevista de trabajo en tu terraza con vistas, un trozo de sueño hecho realidad. Durara lo que durara, tenía claro que quería quedarme contigo.

Quién me iba a mí a decir que el en el centro de la ciudad me iba a sumergir en un mundo rural, que mientras a un lado del auricular se oían las vacas, al otro, a mi lado, reinaba un tráfico incesante de gentes y coches. Pero los contrastes son parte de tu esencia, y también de la mía.

IMAG0174

Hemos vivido juntas muchas experiencias personales, sociales y laborales. Tú viste morir a mi padre y nacer a mi hijo; y yo vi apagarse las luces de Doña Manolita, tras años de ilusiones y de largas colas desde octubre hasta diciembre, con lluvia o sol; y encenderse las de Telefonica todas las mañanas a las 8, cuando media ciudad aún despierta y la otra media está por acostarse.

Juntas hemos visto pasar huelgas y manifestaciones de otros desde nuestro pedestal, hordas de hooligans de la religión conviviendo con fanáticos de la moda, de la fiesta, de la comida basura, de lo ajeno y de los demás. Todo en uno.

Eres abierta y tolerante, eres cool y cosmopolita. Eres el secreto de la salsa que une este gran plato de culturas y estratos sociales. Eres un lujo al alcance de muchos.

Yo te voy a echar de menos, seguro. Sé que esto es tan solo un “hasta luego”, que nos queda a las dos mucho por delante, pero no puedo evitar estar triste. Prometo venir de visita de vez en cuando, aunque ya sé que ya nunca será lo mismo.

Gracias, Gran Vía, por ser tan grande, y gracias por hacernos crecer contigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cosas de la vida, General, personajes, Viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Te echaré de menos, amiga

  1. Pingback: despedidas | sexymf

  2. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s