La importancia de ser determinante – parte 1


Voy a escribir un par de posts sobre una de esas cosas que solo a mí me interesan, pero tenía que decirlo. Como esto podría ser un coñazo para el común de los mortales, lo he dividido en 2 capítulos: el primero, que es este, básicamente sobre los motivos que me han impulsado a escribirlo y el procedimiento que he seguido; y el segundo, ya más en plan coñazo técnico, con mi análisis sobre el estado de la cuestión.

Mi hijo haciendo los deberes del típico cuaderno de verano:

-Mamá, ¿”aquel” es un adjetivo?

Tres horas de charla y disertación por mi parte para explicarle a mi hijo que no, imposible, de ninguna de las maneras. “Aquel” puede ser determinante o pronombre (dejemos el tema del acento aparte, que no viene al caso), pero adjetivo va a ser que no.

-No, si eso ya lo sé, mi profe me lo ha explicado como tú (bueno, un poco menos), pero es que en el solucionario de mi cuaderno de vacaciones lo han puesto como adjetivo y no hay más hueco donde ponerlo en el ejercicio.

“El libro lo ha escrito un becario que tenía la cabeza en la playa y se le ha escapado un errorcillo”, pienso. No pasa nada, errar es humano. Pero cuando unas páginas más allá comete el mismo “error”… Uhm, da para sospechar, así que tendré que consultarlo con mi “amiga” la RAE a ver qué dice y, si no estoy de acuerdo con ellos, escribir este post.

De modo que lo primero que hago es buscar en el diccionario de esta gente:

este2, ta, to.

(Del lat. iste, ista, istud, istos, istas).

1. pron. dem. Designa lo que está cerca de la persona que habla, o representa y señala lo que se acaba de mencionar. U. las formas m. y f. c. adj. y c. s.

Ni rastro de la palabra “determinante”, ni siquiera abreviada 😦 Por si alguien se ha perdido, traduzco la frase final llena de abreviaturas: “Úsase las formas masculina y femenina como adjetivo y como sustantivo.” Y algo parecido sucede si buscamos el posesivo “mi”, por ejemplo.

Bien. Step 2, voy a buscar los artículos, a ver qué dice de ellos la RAE:

el, la, lo.

(Del lat. ille).

1. art. deter. Formas de singular en masculino, femenino y neutro.

Así que existe la categoría “artículo”. Interesante. Bueno, ricemos el rizo, a ver qué dicen del artículo indeterminado:

un, una.

(De uno).

1. art. indet. Formas de singular en masculino y femenino. Puede usarse con énfasis para indicar que la persona o cosa a que se antepone se considera en todas sus cualidades más características. ¡Un Avellaneda competir con un Cervantes!

2. adj. uno.

Tanto “el” como “un” tienen la categoría de “artículo”, hasta ahí correcto. Pero observad que la RAE tiene una segunda acepción para el indeterminado como “adjetivo”. Es decir, que como numeral “uno” (dos, tres, cuatro, y así hasta infinito) se considera adjetivo.

dos.

(Del lat. duos, acus. de duo).

1. adj. Uno y uno.

Permítanme decirles que ya vamos mal, señores de la RAE. Según ustedes, el número 2 es un adjetivo incluso cuando no acompaña a un nombre (???)

En fin, como veo que no lo tienen ustedes demasiado claro, ahora buscaré la palabra “determinante”:

determinante.

(Del ant. part. act. de determinar).

1. adj. Que determina.

(La segunda acepción no la pongo porque no viene a cuento, pero esto es todo el rastro que queda de esas horas en las que tu profe te explicaba lo que es un determinante). No sé si sentir rabia, discriminación o pena. Por una vez, y sin que sirva de precedente, la wikipedia es mucho más fiable que la RAE:

Un determinante es un morfema que, siendo adyacente un sintagma nominal, forma con él un sintagma determinante cumpliendo la función de especializarlo o cuantificarlo. […]

Me detendré sobre esto en el segundo post de la serie, pero id pensando en ello, que tiene mucha miga.

Hasta ahora, la RAE ni siquiera reconoce a nuestros amigos los determinantes, al menos en su diccionario. ¿Qué tal si miramos en su gramática?

Hago la búsqueda y me sale todo esto:

 determinantes

Esto es lo que yo llamo un mar de confusión. Pero bueno, os invito a consultarlo y deteneros si queréis en estas entradas de la gramática, aunque yo después de hacerlo solo tengo claro que la RAE no lo tiene muy claro. Como mi amiga Isa dijo y a modo de resumen, ahora parece que suena más cool llamar “adjetivos determinativos” a los “determinantes”, lo cual es, a mi juicio, un error bastante grave que además solo sirve para confundir al personal.

Si quieres conocer mis argumentos en defensa del determinante, te espero en el segundo post de la serie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Lingüística. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La importancia de ser determinante – parte 1

  1. Pingback: La importancia de ser determinante – parte 2 | El boli rojo

  2. Pingback: Apología del determinante | Soy Lenguaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s