Reto 52 semanas, 52 relatos #2: Don Quijote manchado


Seguimos sin prisa pero sin pausa con el reto de El Libro del Escritor. En esta ocasión tampoco me lo han puesto nada fácil:

2. Reescribe la escena de don Quijote con los molinos de viento, pero imaginándose que se enfrenta a hordas de zombis.

Tengo que confesar que apenas he conseguido leer algún fragmento de este clásico de nuestra literatura sin quedarme dormida (sí, ya sé que me duermo hasta con las pelis de Matrix, pero supongo que la mayoría entendéis a qué me refiero, no hace falta que lo confeséis en voz alta). Y en cuanto a los zombis, tampoco soy demasiado fan, qué le vamos a hacer. Pero un reto es un reto, así que no es hora de echarse atrás. Don Quijote no lo haría pero, ¿y Sancho?

Hallábanse don Quijote y su escudero Sancho en la inmensidad de la castellana estepa cuando divisaron a lo lejos un conjunto de molinos.

-Amigo Sancho, observa a esas criaturas que vienen a enturbiar la paz de esta clara mañana. Se trata de una horda de peligrosos zombis, muertos en vida surgidos de las mismas entrañas de la tierra para hacer que demostremos nuestra valía al derrotarles en intensa batalla.

Apenas Sancho empezó a tratar de explicar que lo que se hallaba en la línea del horizonte no eran siniestras criaturas sino simples molinos, levantóse una ráfaga de viento que hizo mover las aspas de los molinos.

Don Quijote, creyendo haber enfurecido a los muertos vivientes, lanzóse velozmente a lomos de su corcel, no sin antes encomendar la gesta a la bella Dulcinea:

-Oh, señora, dame fuerza y valor para enfrentarme a estas criaturas, cuyo solo mordisco podría convertirme en eternamente inmortal a la par que indigno de tu amor.

A Sancho le rogó que, si no saliese victorioso de la batalla, acabara con su vida antes de poder contagiar de muerte a su bella amada.

Rocinante rechinaba en un intento de dar la razón a Sancho, pues también tenía claro que aquello no eran zombies sino molinos, mas todo intento fue en vano. Nuestro caballero dirigióse veloz contra uno de los que él creía seres indignos, arremetióle con la lanza y cayó desarmado por la fuerza del viento en las aspas, que destrozó su única arma y le desmontó del caballo. Ambos yacían en el suelo, maltrechos y doloridos, cuando Sancho intervino:

-Sepa Vuesa Merced que, tal como le advertí, esos inocentes molinos no son salvajes zombis, sea lo que sea lo que esa palabra signifique. Volvamos pues a nuestra tarea, y dejemos que la fuerza del viento continúe con la suya.

-¡Válame Dios, incrédulo Sancho! ¿Acaso no has presenciado la virulencia con la cual esa plaga infecta ha tratado de contagiarme? ¿Cómo puedes pretender que quede impune tal ataque? Sólo los cobardes son capaces de ceder a la astucia del disfraz que nuestros enemigos han sabido confeccionar para engañar a mentes tan inciertas como la tuya.

Sancho se disponía a ayudar a Don Quijote a incorporarse para dar media vuelta cuando de pronto el viento regresó enfurecido y virulento. Y, ante sus incrédulos ojos, lo que él había considerado inofensivos molinos se tornó en un ejército de salvajes, cuyos ojos parecían inyectados en sangre.

El fiel Sancho permaneció inmóvil ante aquella marea verde de vómito y putrefacción. Mientras apremiaba al caballero a continuar sus andanzas, se ofreció en sacrificio a aquellas criaturas, pues él no tenía ninguna amada a quien encomendarse.

Días después, regresó al cuidado de Don Quijote transformado en espía, escudero al servicio de aquellos a los que su señor consideraba batidos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reto 52 semanas, 52 relatos #2: Don Quijote manchado

  1. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s