Reto 52 semanas, 52 relatos #6: La Jefa


Sabéis que me gusta escribir sobre personas pequeñas que hacen grandes cosas. Conozco a mucha gente que vale la pena y pasan en cierto modo desapercibidos, porque su vida no se resume en una gran acción sino muchas pequeñas.

Mi relato de hoy para el reto de El Libro del Escritor es uno de esos pequeños homenajes.

6. Escribe un relato en el cual el personaje principal sea alguien que conozcas hoy.

Descarté a otro pequeño gran hombre en esta ocasión porque tiempo habrá para contar su historia (y porque, técnicamente, no es alguien a quien conozco hoy, por desgracia). Así que gracias al azar y a facebook, aprovecho para contaros mi historia sobre alguien a quien admiro más de lo que ella pueda imaginar.

Todavía recuerdo el día en que conocí a La Jefa. Era casi verano y hacía calor, yo iba en uniforme. Me miró de arriba a abajo (por supuesto, no cuadraba mi vestimenta) y dijo:

—Pasa, te estábamos esperando. Hacemos la entrevista en la terraza, ¿no?

Y ahí estaba yo, con mi chaqueta y todo, hablando de mi carrera y mis cosas con vistas a la Gran Vía, delante de una mujer con gafas de sol vestida como a mí me hubiera gustado.

Cuando terminamos miré hacia la calle, la miré a ella y pensé: “Este es el lugar donde quiero estar y esta es la jefa que quiero tener.”

Siempre ha tenido claro lo que quería, y espero que escogerme a mí no fuera una excepción. Trabajaba mucho, como trabaja ese pequeño porcentaje de personas que creen en lo que hacen y les gusta. Y trabajar junto a ella fue una de las mejores experiencias que he tenido a nivel laboral, ahora puedo decirlo.

Un día, hablando con una compañera:

—¿Sabes? Ayer conocí a la novia de La Jefa.

—Anda. ¿Pero es…?

—¿…Lesbiana? ¿Bollera?

—¡Pero si no se le nota nada de nada!

Después de un rato discutiendo, la Compañera y yo llegamos a la conclusión de que las no-lesbianas y las lesbianas hacemos exactamente lo mismo con nuestras vidas. Igual que a uno no “se le nota” si tiene hermanos o si le gusta comer albóndigas, o si los domingos se despierta temprano para ir a correr. Solo que en esos casos la conversación no hubiera existido.

Pero ya era demasiado tarde para esta reflexión, a partir de ese día la mirábamos con otros ojos. En mi caso, con mejores ojos. Orientación sexual aparte, La Jefa ha sido siempre ese espejo donde yo quisiera mirarme.

Y sucedió que otro día se fue, o más bien la hicieron irse. No por lesbiana ni por hacer un mal trabajo, eso hubiera sido demasiado fácil. La echaron simplemente porque el engranaje de un modelo antiguo ya no cabía en la nueva máquina que se estaba construyendo.

Después de eso, ella siguió haciendo lo que le dio la gana con su vida. Y yo tuve otros jefes. Buenos, malos y regulares.

La envidia que me daba ha sido siempre mi guía: Hacer con tu vida lo que te apetece no siempre es fácil, pero es lo único que necesitas para ser feliz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reto 52 semanas, 52 relatos #6: La Jefa

  1. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s