Reto 52 semanas, 52 relatos #10: La lucha


Hoy traigo un relato muy personal, incluso más que de costumbre, para el reto de El Libro del Escritor.

10. Escribe sobre un recuerdo de tu niñez.

Aviso a navegantes: puede herir la sensibilidad, sobre todo de las personas que me conocen bien. La historia es real, aunque ligeramente retocada.

Lejos de ser un relato triste, me gustaría que fuera una luz de esperanza para muchas personas que siguen pasando por esto. Yo soy lo que soy porque fui lo que fui. Así que, si conoces a alguien en esta situación, te invito a compartir mi historia. No trates de entenderlo, basta con que estés ahí.

Esta es la historia de una niña diferente. Inteligente, sumisa, dócil, fea, gorda, con el pelo de escarola y la cara como un mapa de la luna. De esas que solo suspenden gimnasia.

Cuando sabes que eres diferente, te importa un pimiento el mundo a tu alrededor. Cuando te acosa la envidia de los guapos por fuera, la de los populares y de los violentos, cuando te pegan, te insultan o te escupen en el bocadillo todos los días sin que tú sepas muy bien qué has hecho, sabes que no es hora de ser cobarde.

No es fácil vivir cuando sientes que el mundo está en tu contra. Cuando las miradas te culpan y buscas día tras día una explicación a este odio en cadena al que llaman “presión de grupo”. Así sentí yo mi infancia.

¿Que si tenía amigos? Claro, y muy buenos. Pero cuando te atacan y nadie te defiende, el mundo de los niños se vuelve un poco extraño y confuso. De adulto comprendes que si te hubieran defendido hubieran formado parte de tu lacra, y eso no se lo deseas a nadie. Conclusión: ¿estás sol@ cuando te acosan? ¿Y encima te tienes que callar?

NO. Rotundo, además. Es cierto que es tu lucha, pero no por eso te vas a dejar ganar. Necesitas mucha fuerza, y eso nadie lo entenderá nunca. Tu aliado eres tú, y punto. Y si pierdes eso que te queda es cuando lo pierdes todo. Y ellos ganan.

Esta niña gorda, fea y todo lo demás escribió una carta. Escribió miles de ellas pero solo una llegó a enviarla. La destinataria era una amiga invisible, Gladys se llamaba. A ella le contaba todo lo que nunca contó a nadie; después, como un ritual, quemaba en silencio las cartas y con ellas el dolor. Pero la última carta se convirtió en redacción cuando la profesora pidió a los alumnos que escribieran justamente eso, una carta de tema libre.

En esa última carta hablaba de muchas cosas. De la lucha y la incompresión de las personas que se saben diferentes. De la manipulación por parte de la sociedad para que todos confundan lo habitual con lo normal. De que el mundo no va a cambiar, pero aun así eres parte de él.

Esa profesora vio que las palabras de niña eran tan adultas como ella misma. Se reunió de igual a igual con ella para tratar de explicarle que podía ayudarle a solucionar su problema. Que tener un amigo imaginario era una señal de que su salud mental no era demasiado buena. Que no necesitaba imaginarse a ninguna Gladys y que no estaba sola. Que lo que tenía que hacer era hablar con gente “de verdad”.

Gracias, Profesora, pero no entendiste nada.

La respuesta de esta niña aún sigue grabada en su mente:

Ya sé que no estoy sola. Tengo a Gladys y tengo a mis amigas. Y a mi familia. Y tampoco tengo problemas, son los demás quienes los tienen.

Ninguna profesora se reunió con el principal acosador ni con sus secuaces. Nadie les dijo que tenían un problema.

Xavi G. no había cumplido los diecisiete cuando murió en un accidente de coche en el que viajaba con otros como él. Solo la niña lloró por su muerte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reto 52 semanas, 52 relatos #10: La lucha

  1. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s