Reto 52 semanas, 52 relatos #13: El pueblo del gato vampiro


El reto de El Libro del Escritor número 12+1 tenía que tener un poquito de suspense…

13. Usa el título de tu libro favorito cuando era pequeño/a como inspiración para tu siguiente historia. Escribe una historia que no se asemeje a la original.

Ya sabéis que no me gusta demasiado leer, y lo poco que leo es de lo más selecto y se reduce a tres o cuatro autores demasiado conocidos. Sin embargo, de pequeña leía un poco más que ahora y, aparte de la colección de los Hollister, sí recuerdo un libro que me marcó bastante. En catalán aún lo tengo por casa, podéis encontrarlo en español aquí.

Cuando la noche caía, la maldición se cernía sobre el pueblo. Todo el mundo respetaba el toque de queda, las calles quedaban desiertas, las ventanas cerradas y las luces apagadas. Las noches se hacían largas mientras cruzabas los dedos por no convertirte en el siguiente.

Pero todo era en vano. Nadie sabe cómo, el asesino se colaba en casa de sus víctimas, que aparecían de madrugada en el suelo de la cocina, con el cuerpo blanco y ningún signo de violencia aparte del mordisco que marcaba que la transfusión se había completado. El asesino actuaba sigiloso, como un ninja, sin dejar huella ni rastro de adn.

No parecía tener un patrón. Según los expertos llamados al lugar, escogía totalmente al azar, pues aparte de ser vecinos del pueblo, los 28 elegidos hasta el momento no tenían relación alguna.

Noche tras noche, iban cayendo, como peones blancos contra el ejército del rey negro. No servían las alarmas ni las trampas. El asesino era un maestro en el arte de esquivar. Nadie le vio nunca ni supo cómo trasladaba los cadáveres.

La investigación no dio frutos. Sin pistas, no había nada que investigar. Ni las cámaras de seguridad consiguieron ser testigos de las atrocidades, ni las personas que compartían cama con las víctimas, que se maldecían por no haber podido evitar los crímenes.

Se resignaron al sacrificio. Cuando volvían a casa, los habitantes de Nordestia se despedían de sus vecinos como si ya no fueran a volver a verles nunca más. Por la mañana, se miraban al espejo y respiraban aliviados de que otro hubiera ocupado el puesto que nadie quería. Al menos una noche más…

El pequeño detalle en el que nadie se fijó era lo único que podría haberle delatado: todas las cocinas amanecían, aparte de con un muerto en el suelo, sin una gota de leche. Y es que cada asesinato aumentaba su sed, sed de sangre roja y blanca.

Durante el día, el asesino ni siquiera se daba cuenta de lo que estaba pasando a su alrededor. Ajeno a las personas que se preguntaban qué clase de cruel bestia era capaz de cometer tales atrocidades, él solo se preocupaba de engordar y dormir tranquilo, qué otra cosa podía a hacer. Y es que salir a la luz del día era demasiado esfuerzo y demasiado riesgo para él, el gato vampiro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reto 52 semanas, 52 relatos #13: El pueblo del gato vampiro

  1. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s