Reto 52 semanas, 52 relatos #31: Encerrado


La verdad es que este reto de El Libro del Escritor no me ha gustado mucho:

31. Imagina que eres incapaz de salir de un piso durante una semana. Cuenta cronológicamente cada día y por qué no puedes salir.

Me encanta el formato diario, pero en una sola entrada de blog se me hacía difícil recrear una historia de siete días, así que he intentado acortar al máximo y el relato ha quedado un poco… ¿raro?

Pero me ha gustado la idea de rescatar a un narrador personaje tan parecido al protagonista de “Él y ella“. Y es que a veces echo tanto de menos a mi yo masculino…

domingo, 7 de marzo

Anoche bebí, quizás demasiado. No lo recuerdo. Solo sé que esta mañana me he encontrado una nota en la mesa de la cocina, firmada y todo, en la que yo admitía mi derrota (¿a qué estaríamos jugando?) y me comprometía a estar aquí encerrado los próximos siete días.

Pensaba que sería una broma de Sam, pero he intentado abrir la puerta y está cerrada. Con llave. Desde fuera.

“Ers una japuta, lo sabes.”

“Te jodes. Tng tus llaves. El sbd por la noxe irems a buscarte. Para la proxi no bebas tanto xD.”

Me duele la cabeza, y aún más después de ver toda la mierda que dejamos tirada anoche. Ya mañana si eso la recojo.

lunes, 8 de marzo

Ayer me pasé el día sobando, que ni siquiera me desperté para cenar. La fiesta del sábado debió ser la caña, tanto que sigo sin acordarme.

Esta mañana me cabía la duda de que lo hubiera soñado pero no, ahí seguía toda esa basura, la puerta cerrada y los mensajes en el grupo de wasap. Cabrones.

Y encima no tenía ni un vaso limpio para tomarme un café, que he tenido que fregarlo todo antes de desayunar.

El resto del día lo he pasado limpiando. Eso sí, este piso no ha estado tan reluciente en la vida.

martes, 9 de marzo

Dios, por qué me bebería todo el café ayer. He intentado reutilizar lo que quedaba en la cafetera, pero eso ya no es ni aguachirri. Qué asco.

Estoy aburrido hasta de jugar a la play. Nunca pensé que diría esto, pero vaya mierda de vida, estar aquí tirado. Y los chicos en el wasap debe ser que no tienen nada más que hacer que dar por saco…

Fíjate si estaré aburrido que hasta he llamado a mi madre. Como siempre, me ha preguntado si ya he encontrado trabajo. Le he dicho que no, que la cosa está muy mala. Esta vez no le he pedido dinero, parece que ha sospechado que algo iba mal y me ha preguntado que si quería que viniera a verme. Ella podría rescatarme con sus llaves de emergencia, pero haría demasiadas preguntas que no quiero responder. Y yo soy un hombre y cumplo mi palabra, así que le he dicho que mejor que no.

miércoles, 10 de marzo

Estoy solo. Solo. Esto empieza a no molar.

He intentado hacerme una paja para matar el tiempo, pero no consigo relajarme. Mira que he tirado de internet, de las revistas que dejó Nico en su cajón cuando se fue del piso y de todo lo imaginable, pero nada. Cuando no hay nadie que te pueda pillar no tiene gracia.

También he intentado enviar algún mensaje a mi ex, que es la reina del cibersexo, pero me ha mandado a la mierda en cero coma. Estaría trabajando, digo yo.

jueves, 11 de marzo

Dos días sin café. Ahora casi ni siquiera tengo comida, aparte de unas galletas rancias y esas latas de vete a saber qué que trajo Lily cuando vino de su país. Y la comida del gato.

El mismo puto gato que ha aparecido esta mañana, no lo había visto desde el domingo. La verdad es que odio los gatos, si por mí fuera lo echaba de casa pero sé que iría yo detrás. Aunque en este momento por lo menos me hace compañía.

No sé por dónde habrá vuelto, si la puerta está cerrada. He mirado por la ventana y no parece una opción, al menos para un humano como yo, subir siete pisos por aquí.

En un momento, me he sentido tentado de bajar por ahí a la calle, pero también he descartado esa idea. No creo que me gustase sentir mi cuerpo espachurrado contra el suelo.

viernes, 12 de marzo

El gato de Sam ha vuelto a huir. ¡Cobarde!

Esto está hecho. Ya solo me queda un día. Joder, tengo hambre.

Me pregunto dónde se habrá metido ella todo este tiempo. No ha querido decírmelo, pero dudo mucho que haya vuelto a casa de sus padres solo por hacer la broma.

Al principio me ponía mucho, tengo que reconocerlo. Pero después de meses de vivir con ella, de ver sus bragas tiradas por ahí y de oír todas sus historias y sus idas de olla, me alegro de no haber tenido nada con ella.

“Hey, qtal vas?”

“Bien, thx”

“Ns vems mñn. Ncsitas algo?”

“No, tranki. Todo en orden. Japuta”

sábado, 13 de marzo

Esta mañana ha venido el del gas. Se ha debido pensar que estoy zumbado o algo cuando le he dicho que no podía pasar, pero le he dado el número y se ha pirado. Me hubiera gustado que se hubiera quedado y charlar con alguien, ni que fuera a través de la puerta.

Tic tac, tic tac. A ver si pasan pronto estas horas, joder.

domingo, 14 de marzo

Sí, la de anoche debió ser una buena fiesta. O no, no la recuerdo.

Mierda. Cuando me he despertado, Sam había vuelto a desaparecer. Sin nota esta vez.

He ido corriendo a la puerta, se ha abierto sin problema. Menos mal. La he vuelto a cerrar y me he metido para dentro.

“dde estás?”

—Detrás de ti, idiota.

—¿Qué… ha…?

—¿Sabes? Te he echado de menos.

—Pues yo a ti no. Que lo sepas.

—No decías eso ayer…

Alguien lo grabó todo en video. Todo. Resulta que he sido protagonista de un puto reality, y yo sin enterarme. Anoche, al final, por lo visto me arrodillé y le pedí a Sam que no me dejara solo nunca más.

Fue lo más visto de internet desde aquel gato que tocaba el piano con la boca.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reto 52 semanas, 52 relatos #31: Encerrado

  1. Pingback: 52 semanas, 52 retos | El boli rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s