Reto EldE 2017 #5: Al este de algo


Usa la frase: “En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos” para hacer una composición creativa.

Abro los ojos y los vuelvo a abrir. Ella sigue aquí y me acaricia. Anoche me parecía más guapa; pero qué más da, seguro que yo a ella también.

—¿Qué tal la… noche? ¿Has… te has quedado aquí? —pregunto más que nada por empezar la conversación, porque sé perfectamente que ha estado trasteando en mi cocina, aseándose en mi baño y durmiendo en mi sofá.

Anoche la vi desnuda, creo. Supongo que eso le da el derecho a, al menos, quedarse en mi casa hasta que yo me despierte y recupere la capacidad de llevarla desde este culo del mundo a dondequiera que tenga que ir.

—Sí, espero que no te importe. No quería molestar, pero…

—Pues me visto y te llevo a casa. Creo que eso te lo debo.

Me mira y sonríe. Parece más asustada que yo.

—Con que me dejes en el centro vale.

No sé si tocarla. Sí, vale, anoche lo hice, pero eso no cuenta porque estaba borracho y cuando estoy borracho mis poderes se anulan. Estaría feo que la rechazara ahora, después de las horas que ha pasado en mi casa, pero es que si le pongo la mano encima podré leer sus pensamientos, y eso a priori diría que no me va a gustar.

De todos modos, antes de que pueda decidirlo ella se me ha adelantado. Solo con un beso mil imágenes se cruzan en mi mente, mil imágenes que no se corresponden con lo que yo imaginaba. Definitivamente, no tengo delante a una psicópata.

alambrada

Elsa ha estado en un campo de concentración. Era pequeña y no dejaba de fijar la vista en la alambrada.

En el campo, gente sobreviviendo y ella sola. Al norte, frío y montañas. Al sur, niebla densa. En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos, olvidados entre los escombros de la guerra. En el este las casas de la gente de ese otro oeste, el de verdad. Los guardianes ricos, poderosos y sanos.

No me decido entre abrazarla o apartarme de ella. Se me ocurre que un día como hoy es ideal para la nostalgia y el sufrimiento, pero no sabría decir si Elsa necesita estar sola o todo lo contrario.

—¿Estás bien?

—Sí, genial —miente.

El recuerdo de sus padres me da dolor de cabeza. Me aparto y me voy a vestir.

Desde el baño la veo llorar, aunque ha aprendido a secar rápidamente las lágrimas y cuando vuelvo a la habitación no hay ni rastro de ellas.

Sé que a pesar del paso de los años no tiene a dónde ir pero en mi casa no puede quedarse, aunque tampoco me lo ha pedido.

Cojo el coche y conduzco. Nadie habla. La dejo en el primer metro del centro.

De vuelta a casa, se me ocurre que al menos podía haberla invitado a desayunar. Puede que volvamos a vernos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Reto ELdE. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reto EldE 2017 #5: Al este de algo

  1. Pingback: Retos de escritura 2017 | El boli rojo

  2. Muy interesante, me quedé con ganas de saber más de esos poderes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s