1-O: Lo que he visto y lo que no he visto


Ayer fue un día intenso. Sé que mucha gente no se atrevió ni a salir a la calle, pero yo sí lo hice. Me di varios paseos, porque al fin y al cabo es lo que más me gusta hacer cuando vengo a la que todavía es mi casa, y esto es todo lo que vi:

  • Lluvia. Paraguas chocando entre sí.
  • En mi antiguo colegio, gente. Mucha gente y a todas horas. No soy buena con las cifras, pero apuesto a que quinientas personas o más habría cada vez que pasé por ahí. Gente que iba a votar, a manifestar en paz sus creencias o simplemente a curiosear como yo.
  • Helicópteros sobrevolando mi ciudad, furgonetas policiales que iban y venían y alguna ambulancia.
  • Dos Mossos en la esquina observando tranquilamente a la gente sin hacer absolutamente nada más que estar ahí de pie (no voy a valorar si eso es bueno o malo, me da igual).
  • Mi antiguo instituto vacío, aunque cuando pasé por allí la primera vez eran como las diez y media. Sí había un señor en la puerta que, totalmente en calma, decía que habían venido a las ocho y media a llevarse las urnas por la fuerza, pero que se podía ejercer el derecho a voto en un colegio dos calles más abajo.
  • El colegio que el señor indicó llenito también de gente, por fuera y por dentro, en un ambiente de calma y fiesta.
  • Un grupo de personas de derechas que bajaban por el Paseo de Gracia con banderas españolas al grito de “Viva España”. También estos se manifestaban de forma pacífica, todo hay que decirlo.
  • La Plaza Catalunya con una enorme pantalla que mostraba imágenes en directo de TV3 mientras se oía a gente lanzar toda clase de improperios contra el gobierno central.
  • La Rambla Catalunya y mi barrio en general llenos de turistas, como cualquier domingo normal.
  • A un tal señor Rajoy diciendo, por la tele y desde Madrid, que aquí no ha pasado nada. Es usted un ignorante, pero no de los que no sabe nada, sino de los que ignoran a los que según usted son parte de su pueblo. Es mejor y más barato enviar a gente que haga el trabajo sucio y mirar a otro lado que dialogar. Así nos va,
  • A un tal señor Puigdemont diciendo, desde algún lugar oficial, que Catalunya se ha ganado el derecho a ser una república independiente. Qué miedo me da eso, huele a que aquí se acabó la libertad.
  • Manipulación. Mucha. De ambos lados.
  • La foto de una misma señora compartida mil veces por redes sociales. Que no digo que no estuviera herida; lo siento por ella, de verdad. Pero no me gustan las imágenes sin contexto, prefiero las de lo que vi yo aunque no sean demasiado buenas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estoy orgullosa de eso: Gente que cree en algo (qué envidia) y es capaz de defender esas creencias sin molestar al resto, con paz y con tranquilidad, a pesar del mal tiempo y con una sonrisa en la cara.

Y ahora lo que no vi.

  • No, no vi violencia. No quiero decir con esto que no la haya habido, quiero decir que yo no la vi, y me alegro por ello.
  • Ahora que lo pienso, no vi ni un solo policía nacional, y tampoco agentes de la Guardia Civil.
  • No vi un proceso justo, democrático ni legal.
  • No vi disculpas ni humildad por parte de dos políticos.

La voluntad de diálogo y conviviencia no sirve para nada cuando no se traslada de las calles a los despachos. Me parece una pena y un insulto al pueblo y a la democracia por los dos bandos. Sobre todo para los que no pertenecemos a ninguno de ellos.

Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s